Música que podemos oir al margen de la SGAE

No es un secreto que mi opinión sobre el poder que tienen algunas instituciones como la SGAE es negativa. Y lo es, no por querer defender unos derechos lícitos de autores, sino por ser coercitiva en las formas, rigido en sus estructuras, opaco para el público y lo que es mas importante y provoca lo anterior; que no se ha enterado -o no se quiere enterar- que estamos en una Sociedad de la Información que ya va por el 2.0 mientras ellos están aún rebobinando las cintas de casete con el boli bic (cristal). Los tiempos cambian y en vez de adaptarse y buscar fórmulas novedosas para crear valor y generar esos derechos de autores que tanto defienden, envian a su gestapo para asustar a todo bicho viviente.

Comentarios