Las Hijas de Zapatero, o cómo crear una noticia.

Existe una forma de poder bastante consensuada por la mayoría de los expertos y hace referencia a como actos o situaciones de tipo cultural o simbólico pueden generar una cierta opinión en la sociedad. Un tipo de poder que se caracteriza, entra otras cosas, por desarrollarse en la vida social de una forma muchas veces inocente, sin prever aquello que puede desatar. Que puede llegar a crear acciones laterales inmersas en uno o varios acontecimientos y generando consecuencias que pueden o no ser deseadas.


Este tema que vamos a exponer me ha resultado curioso desde el principio por lo ingenuo e inocente que creo que es, y que, sin embargo, ha resultado exponencial en su repercusión tanto en los media mas tradicionales (prensa, tv y radio) como en los mas actuales y globales como internet. Ha sido una prueba de cómo, en este caso, el medio ha creado el mensaje.

Pero vamos a hacer una génesis del hecho. El presidente del Gobierno de España se desplaza a Nueva York en un viaje de carácter político, reunión del G-20 en Pittsburgh y asistencia a la 64ª Asamblea de la ONU. El presidente de EEUU, Barack Obama, invita a los asistentes del G-20 a una cena en el Metropolitan. A éste último evento asisten la pareja del presidente; Sonsoles y sus hijas; Alba y Laura, ambas menores de 13 y 16 años. La Casa Blanca, que tiene un fotógrafo oficial; Lawrence Jackson, que retrata todo aquel que posa con el presidente Obama, hace una instantánea del evento y la cuelga en la sección del Flickr de la página web del Departamento de estado, junto con cientos de fotos mas. Nadie se percata de nada, porque tal vez no había nada de que percatarse. Pero un periodista observa la foto, la indumentaria de las hijas, que iban en lo que en el argot de las tribus urbanas llaman “Góticas”, y crea la noticia, la opinión y genera una cierta manipulación tendenciosa que es seguida por la mayoría de los canales de comunicación masiva de nuestro país.

Hay que indicar que las chicas objeto de la noticia ya estuvieron en otro acontecimiento mucho mas importante; en la Asamblea General de las Naciones Unidas ese mismo miércoles, como asistentes y en la grada, a la vista de cualquiera, en la sesión –esta si histórica- en la que un presidente de color de los EEUU se dirigía al plenario de las Naciones Unidas. Parece ser que sí que se hizo una instantánea de este acontecimiento -por parte de la agencia EFE- pero no fue publicada.

A partir de aquí, de estos hechos narrados de una forma tan intrascendente, se producen una serie de acontecimientos que convierten lo citado en noticia. Una noticia que inician dos periódicos; El Mundo y el ABC (¿casualidad?)Y que en cuestión de horas llena las columnas de opinión, los comentarios de los pseudoperiodistas –algunos solo pseudos- y la prensa del corazón (si es que dicho termino no afecta a algún otro órgano). Como indicador del revuelo creado basta introducir “hijas de zapatero” en el buscador Google y ver como nos aparecen mas de 1.400.000 entradas.

Como inicio de este ensayo, voy a transcribir una definición que propone Neil Postman, miembro de la Escuela de Toronto;

“La ecología de los medios analiza como los medios de comunicación afectan la opinión humana, la comprensión, la sensación y el valor, y como nuestra interacción con los medios facilita o impide nuestras posibilidades de supervivencia. La palabra ecología implica el estudio de ambientes: su estructura, contenido e impacto en la gente”

Recordamos que “Ecología de los medios” es otra denominación por la que se conoce a la Escuela de Toronto de la que Marshall McLuhan es uno de sus pilares.

En este caso el medio de comunicación es el que está creando la noticia, que se genera a partir de su publicación, la noticia no surge en origen sino de forma posterior en una muestra de aprovechamiento de la libertad de prensa para manipular y alterar de forma consciente una situación natural.

Esta corriente ya adelantó mucho antes de la irrupción de internet (1951; “La novia mecánica”, Marshall McLuhan) el poder de los media en la generación de opinión y en el atractivo que supone para el mundo global. En este punto, medio siglo después, el avance imparable de las TIC, su impacto en las relaciones sociales y la rapidez de la transmisión de la información nos debería llevar a unos nuevos análisis de las consecuencias que pueden reportar tanto para el individuo como para el grupo.

Al parecer los grupos que inician este asunto no pensaron en el daño que se puede realizar a unas menores (y si lo hicieron aún sería mas grave) , y si que vieron la foto como algo útil, si mostraban como noticia la forma de vestir de ellas, opuesto a lo tradicional y lo que ellos ven normal. Pero siempre como un arma a utilizar.

Artículos de dudosa catadura moral, cuestionando la bondad o no de la forma de educar de sus padres, analistas que comparan la vestimenta de las chicas con la actual crisis (sic). Viene después el uso de la red, aunque aquí no podemos ser tan severos pero sí que mostrar nuestra disconformidad al uso y abuso de la libertad de expresión, caricaturizando a unas menores.

En este punto y antes de avanzar más sorprende, de una sociedad tan puritana como la americana, que tanto John McCain como su hija Meghan recuerden que las hijas del presidente son eso; unas adolescentes y que machacarlas así es una indignidad. Unas declaraciones que honran, creo, al candidato republicano y su hija.

Hasta tal punto ha llegado la idiotez mediática que muchos periodistas indicaban que la noticia no era ni la reunión de los presidentes ni la Asamblea de la ONU, ni el G-20 sino el “disgusto” de ver a las hijas del jefe de gobierno.

El deseo de preservar de los medios de comunicación a sus hijas, solicitando a la Casa Blanca, la eliminación de dicha instantánea (y cuyo deseo fue atendido de inmediato, aunque la imagen ya circulaba libremente) ha sido otra de las acciones recriminadas por estos generadores de opinión, acumulando a los defectos ya citados de escasa educación paterna el de cierto abuso de poder. Algunos otros han indicado que ya sabían a lo que se exponían, y mas su padre, realizando el citado viaje.

Pero no podemos dejar de comentar aspectos clave en esta noticia; y es como la intervención tecnológica en los medios de comunicación tiene una consecuencia directa tanto en las personas como en la sociedad y en la opinión que puede generar. Si en un principio los periódicos que lanzan la noticia van dirigidos a un público lector concreto, la red se encarga de globalizarlo y, a partir de ahí, generar chanzas, burlas y, en definitiva, utilizarlo de forma ofensiva. El gusto por una determinada forma de vestir, en este caso “gótico”, como en otros tiempos podría haber sido hippie por ejemplo, sirve como punto de partida para generar una opinión sobre, primero las niñas y después –y esto ya parece mas intencionado- su padre. Creo que es mucho mas normal la critica u opinión directa en contra - o a favor- del personaje central de la crítica que utilizar a menores para este fin.

Como indicaba Meghan McCain a veces se nos olvida que también nosotros hemos tenido 13 años. Y además, en este caso concreto si hubieran ido de una forma u otra, casi con seguridad, hubieran sido pasto de las críticas y no quedado indemne de ciertos sectores generadores de opinión para los que el medio es el arma.

Muchos de estos medios proclaman que la autocensura es el motivo por el que otros no las publican. No aceptan que un dato así no siga la corriente de opinión que ellos han generado. Generan opinión de la opinión.

En este punto, y siguiendo las teorías de la ecología de los medios, observamos como se ha alterado la relación entre función informativa y socializadora de la comunicación, siendo la tecnología la herramienta utilizada para un cierto fin.

Hay un aforismo que puede aclarar el tratamiento de esta noticia, aquella que dice que “una sociedad es como se comunique”, en este caso observamos que nuestra sociedad dispone de medios ágiles de comunicación si bien la forma de utilizarlos muestra la precariedad del análisis del contenido que informa.

McLuhan adelantó hace varias décadas que nos encontrábamos en una aldea global donde la transmisión de la información no es banal sino que se convierte en un problema central.

Volviendo a su obra “La novia mecánica” cita al principio:

“¿Por qué no usar la nueva educación comercial como un medio para comprender? O ¿por qué no ayudar al público a observar conscientemente el drama que se intenta operar inconscientemente en él?”

El autor buscaba con esta obra mostrar el “el folklore del hombre industrial” (carta a su madre, Elsie Hall, 1951) y el efecto de muchos anuncios y entretenimientos para “mantener a todos en un estado de vulnerabilidad mediante una rutina mental prolongada”. Leyendo todo esto parece que Marshall McLuhan tuviera una bola de cristal y adelantara lo que esta ocurriendo en casi todas las televisiones y sus programaciones basura.

Nos haría falta un poco mas de naturalidad a la hora de analizar aquello que nos plantean los medios; en este caso parece razonable que el presidente viaje con su esposa e hijas, tal como hacen la mayoría de los jefes de gobierno y presidentes de otros países. Y, ya en el siglo XXI, da la sensación de arcaísmo buscar justificaciones de protocolo a una forma u otra de vestir. Por tanto, la conclusión que ofrece es, tal como la hemos citado al principio, una manipulación provocada por los medios que “inventan” una noticia.

En “La Galaxia Gutenberg”, libro publicado en 1962 vuelve a adelantar que el desarrollo tecnológico llevará al hombre a una nueva manera de ver el mundo que le rodea. Deberíamos plantearnos una nueva forma de observar, procesar, digerir y criticar aquello que nos plantean los diferentes medios. Ya no se trata de posibilidad de acceder a la información sino de su gestión personal.

En este caso que nos ocupa, cuando observaba todo lo publicado, escrito y opinado sobre un tema tan nimio, me venia a la mente que, mas que ecología de los medios, en algunos casos habría que realizar una higiene de los medios, por el bien de todos.


©Ramón García Espeleta

Fuentes de información:

http://www.media-ecology.org/media_ecology
http://www.marshallmcluhan.com/main.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Marshall_McLuhan
http://www.ucm.es/info/especulo/numero18/mcluhan.html
La galaxia Gutenberg, Edicions 62. Col Llibres a l’abast
Los media y la modernidad, Ed. Paidos. Paidos comunicación

Comentarios

Entradas populares de este blog

Activos intangibles

Cómo plantear la resolución de un conflicto

Las 5 grandes tendencias en el mundo corporativo