La sociedad de la información transforma estructuras

Extractado de Infonomia.

TICs + personas fuerza = Esperanza en Africa


En un despacho amplio y modernísimo de un edificio que se acaba de construir al lado de la exitosa radio comercial Radio 10, (el taxista-motorista la conocía perfectamente), Nkubito Bakuramutsa nos recibe amablemente.

Es excepcional que un medio europeo venga hasta aquí para entrevistarle, eso es verdad: pero Nkubito no tiene tiempo, tiene muchísimas cosas que hacer, y además acaba de volver de un viaje a Seul y tiene trabajo atrasado. “Fast” es la palabra que pronuncia más veces en el curso de la conversación. Nkubito es africano, pero estudió ciencia de la computación en Nueva York y después trabajó diez años en Palo Alto para Hewlett Packard; hace dos años ha vuelto a su tierra natal para aceptar un reto descomunal: hacer de Ruanda una economía del conocimiento.

Ruanda está en el centro de Africa, en la región de los grandes lagos. Rodeada de El Congo, Uganda, Burundi y Tanzania, la habitan 8 millones y medio de personas. Aquí estamos en Kigali, la capital, una ciudad ordenada y sofisticada donde la gente bien vestida camina por la calle, claramente con un propósito. Esta es la tierra de las mil colinas y de los famosos gorilas en la niebla de Dian Fossey. Y también la tierra del trágico genocidio que hace exactamente 15 años trasformó cada ciudadano en asesino o victima y causó la muerte de un millón de personas en 100 días, sin que el primer mundo prestara atención. Al final no quedó nada, ni física ni espiritualmente.

Paul Kagame, el Presidente de Ruanda, fue un chico refugiado durante el genocidio. Hoy es un creyente absoluto, un verdadero defensor de las tecnologías de la información y del conocimiento para llevar adelante un país que apenas tiene materias primas de valor. Por ello ha creado Rita (Rwanda Information Technology Authority) , que pertenece al RDB (Rwanda Development Board). Y al mando de Rita ha puesto Nkibuto.

¿Qué hace Rita? Primero, liderar el proyecto de distribución de la fibra óptica por todo el país, con la ayuda de una empresa coreana, KT Corporation, que a finales de 2009 debería de haber conectado ya todos los puntos clave del país. Segundo, asesorar el gobierno en sus proyectos de e-government, y otros retos como la identificación digital (ya se están distribuyendo tarjetas de identidad con electrochip a la población, y tienen un millón y medio ya impresas para distribuir, hasta llegar poco a poco a toda la población), la desaparición del papel en todas las comunicaciones del Gobierno, y enseñarles las TIC a los empleados públicos. Tercero, Rita fomenta la creación de empresas privadas relacionadas con las TIC. Para ello, ha creado un parque tecnológico experimental en Kigali, que se llama ITC Park Kigali, en la Telecom House, que hemos visitado y donde hemos visto caras coreanas y oído acentos de California - hay que pedir ayuda para ir más rápido- nos dice Nkubito.

Hoy 140 empresas trabajan en el parque, y algunas sobresalen por sus logros:
A-link es una empresa china que ensambla teléfonos móviles de muy bajo coste, que después se distribuyen a los campesinos por todo el país y éstos, reciben por sms los precios de los productos que deben vender al mercado. De esta manera, ya no son engañados y pueden asegurarse unos ingresos justos.

Gasabo 3D , realiza imágenes en 3D de gran calidad a un precio que es el más competitivo del mundo. Les envías una imagen bi-dimensional y ellos te la mandan en 3D en tiempo record. Donde quiera que estés.

El entorno del e-health es otro de los negocios del parque, donde una empresa, Dash-s , está trabajando en la digitalización de los historiales médicos y la información radiológica.

También hay un servicio de call centers, para el que Nkubito nos dice que se siente perfectamente capaz de competir con Bangalore y cualquier otra parte del mundo. En este ámbito Ruanda tiene una ventaja de partida y es que en el país se hablan bien inglés y francés, y además los idiomas de los países limítrofes, donde la población se refugió durante el genocidio.

Pero eso no es todo. Rita ha construido por todo el país unos espacios que se llaman telecenters, donde hay ordenadores instalados para ayudar a los chicos a estudiar, y también una mini infraestructura que permite a una pequeña empresa funcionar. Ello se completará con una biblioteca, donde los chicos que van para conectarse a Internet descubrirán Shakespeare y Harry Potter y el Java, en papel. Kagame ha firmado la compra de 500.000 ordenadores del programa One Laptop per Child , y una parte ya está entregada a los niños de primaria, que se agregan en las zonas wireless, como por ejemplo en las calles cercanas al aeropuerto, porque se han dado cuenta que ahí su mini pc funciona!

Hay otra palabra que Nkubito menciona constantemente como algo crucial:"training". Hacen falta más y más jóvenes preparados y formados en las TIC. Rita colabora con algunas universidades rwandesas y ayuda a formar a sus jóvenes y se los lleva en sus viajes de descubrimiento, a Corea o a la India.

Kist (Kigali Institute for Science and Techonology) es una de estas universidades. Visitamos el bellísimo campus con decenas de edificios y lleno de árboles, donde estudian 2000 chicos y chicas (cada vez más chicas -hay un programa del gobierno para que sea asi-). Y es que Ruanda está en manos de las mujeres, porque los hombres fueron asesinados. El 50% del parlamento son mujeres y casi la mitad del gobierno también.
El Kist se creó después del genocidio para ayudar a reconstruir el país, para que fuese un pilar del desarrollo. Se enseñan ingeniería y ciencias aplicadas, hay una escuela de idiomas (las clases son en inglés y francés, los profesores son americanos e hindúes además de locales), hay un centro de innovación y de transferencia de las tecnologías, un centro especializado en TIC, y un centro de documentación electrónica que es puntero. Las callejuelas están llenas de chicos y chicas discutiendo animadamente, van camino de la cafetería donde podrán seguir debatiendo el partido de ayer, en el campeonato universitario.

Ruanda es, como muchos de los otros 42 países del África sub-sahariana (cuyo crecimiento económico proyectado por el FMI es del 6,3% para 2009, con crecimientos mayores del 8% en Uganda, Tanzania, Nigeria) un país que ha alcanzado estabilidad política, y representa una verdadera oportunidad para las empresas europeas que quieran venir a esta parte del mundo a hacer negocio. Las carreteras, básicamente construidas por obreros chinos, permiten unas buenas comunicaciones, y muchos países, Ruanda el primero, están simplificando la agobiante burocracia requerida a una empresa extranjera para instalarse. La oportunidad es también para África, que necesita desesperadamente inversiones extranjeras y sobretodo conexiones internacionales, estar conectada con el mundo, y aprender las capacidades de negocio que ya están consolidadas en el primer mundo. África y negocio es el nuevo binomio que funciona. Fast.Now.

Más en www.rwandainvest.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Activos intangibles

Cómo plantear la resolución de un conflicto

Las 5 grandes tendencias en el mundo corporativo